Entrevista a Walls

Desde hace unos años España está bastante estancada en cuanto a música se refiere. Tenemos mucho talento en nuestro país, nadie puede negarlo, pero a la hora de la verdad la industria manda, y los grandes festivales contratan una y otra vez a los mismos artistas de siempre, en las radios principales solo suenan los mismos artistas de siempre y los programas de televisión no paran de invitar a los mismos artistas de siempre. Afortunadamente, está surgiendo una nueva ola de artistas jóvenes innovadores que están calando muy fuerte en el público, y el hueco que se están abriendo es cada vez más y más grande. Uno de ellos es Walls, un murciano que acaba de lanzar su primer disco, «Los niños del parque», un álbum muy disfrutable que nos da un poco de ese aire fresco que tanto nos gusta. Hemos podido hablar con él sobre este álbum, pero también sobre la situación actual de la industria en España, de la necesidad de tener autocrítica y de la ya archiconocida polémica del sí o no al autotune.

Elan Cultural: acabas de estrenar tu primer disco, “Los niños del parque”. ¿Cómo te sientes?

Walls: muy ilusionado, muchísimo. Tengo mucha ilusión encima y quiero disfrutar de todo lo que hemos sembrado en estos meses.

Elan Cultural: has dicho varias veces que desechaste muchísimas canciones que ya estaban grabadas porque no te convencían. ¿Cómo afrontas que todo el esfuerzo invertido durante tantos meses no ha servido y que necesitas volver a empezar?

Walls: bueno, no fue una decisión fácil, pero fue una decisión mía así que tiré palante. Me hubiese jodido muchísimo más si hubiera desechado tantos temas porque alguien me lo hubiese dicho, pero como es a mí a quien no le gustaban y fui yo quien no quería sacarlos, lo que menos pensaba era el tiempo que había invertido, la verdad. Yo quería sacar un trabajo bien hecho y si para hacerlo hubiera tenido que sacar el disco en octubre, por ejemplo, en vez de ahora en marzo, lo habría hecho sin ningún problema. Lo más importante es hacer las cosas bien, el tiempo es algo secundario.

Elan Cultural: de hecho en una entrevista de 2020 hablabas de estrenar el disco en marzo de 2021. También decías que tenías el título del disco pensado. ¿Es el mismo, “Los niños del parque”, o cambió?

Walls: no sé decirte si el título está planteado desde 2020, pero sí sé al cien por cien que lo tenía desde principios de 2021. No solo estaba el título, vaya, también la canción, es un tema que se salvó de cuando deseché casi todo. En base a esa canción construí todo el álbum que podéis escuchar ahora, que en realidad tiene algo en común con el disco que decidí no sacar, y es que los dos álbums cerraban con “Los niños del parque”.

Elan Cultural: el disco no gira solo entorno a tu gente, a “tus niños”, sino que hablas mucho de una ruptura que tuviste.

Walls: el disco se llama “Los niños del parque” porque es un homenaje a mi ciudad y a mi gente, pero no significa que todas las canciones vayan de eso o de salir con los colegas. Lo que yo buscaba con este disco es hacer una serie de canciones con las cuales mis colegas se sintiesen identificados porque hablo de vivencias de hace un año y medio en la que ellos estuvieron ahí. Ellos vivieron conmigo esos amoríos y esos desamores, siempre estuvieron ahí apoyándome. Entiendo que el concepto del disco pueda confundirse porque hablo mucho de amor, pero “Los niños del parque” es una especie de diario que comparto ahora y que ya compartí en su día con mis colegas, así que, aunque hable de desamor, lo hago pensando en ellos.

Elan Cultural: muchos artistas cantan sobre el desamor desde el despecho, el victimismo o la tristeza, pero tú lo haces desde la autocrítica. “Yo quería ser bueno”, “voy a cambiar mis malos hábitos por ti”, “pero es que no sabía hacerlo mejor”. ¿Crees que a la música de hoy en día le falta la verdad y la autocrítica que tú has puesto en tus canciones?

Walls: no creo que le falte verdad u honestidad, creo que le falta autenticidad y le sobra banalidad. Hay canciones que hablan de amor o desamor de la manera más fácil posible. Yo lo he hecho muchas veces, y a lo mejor a veces yo también peco de ser de letras facilonas que digan “que te den” o algo así, pero para este disco he buscado ser serio, sincero y agachar la cabeza porque no todo lo que hacemos está bien y reconocerlo es el primer paso para aprender y mejorar. Hay que saber que uno no es perfecto y que a veces hacemos mal las cosas, la autocrítica y la comunicación son las claves para prosperar como persona y como parte de una relación, y me salgo ya de la música: si en tu relación no cedes y no sabes soltar un poco la cuerda, te vas a la mierda.

Elan Cultural: supongo entonces que todo el álbum, incluidas las colaboraciones, ha sido cosa tuya y no cosas que te hayan impuesto.

Walls: exactamente, todas las colaboraciones han surgido de forma súper natural porque son amigos míos. Hens y Soge son amigos míos y ya habíamos currado antes. A Alba Reche la conocí un día tomando algo y le dije que me molaba mucho su música, que me parece una artista increíble. Al día siguiente le mandé un mensaje y le dije: “oye, tía, me molaría tenerte en mi disco”. Me gustan las colaboraciones así, naturales y orgánicas. Es verdad que he estado bien asesorado siempre y que me van dando consejos, pero la última palabra la tengo yo, cosa que agradezco mucho.

Elan Cultural: sí, y además los tres han sido muy agradecidos contigo, al menos en redes sociales. Nada que ver con otros artistas que colaboran por imposiciones y que después ni se hablan, como Jennifer López y Shakira.

Walls: ¿qué pasó con Jennifer López y Shakira?

Elan Cultural: Jennifer dijo en una entrevista de televisión que le gustó mucho cómo quedó la Superbowl, pero que no volvería a actuar con ella en directo porque se sintió pequeña cantando y bailando a su lado.

Walls: estamos en posiciones distintas, no sé cómo será la industria a niveles de Shakira y Jennifer López, pero lo que seguramente le pasara fuera un problema de ego que yo no comparto. Si yo veo que el Hens, por ejemplo, mete a no sé cuántos miles de personas en una sala, pues yo me alegro, tío, creo que es una cuestión de unión y que hay pastel para todos. Esto no va de sentirse más o menos, se trata de disfrutar, de hacer las cosas de verdad y de compartir en vez de competir.

Elan Cultural: ¿crees que ese tipo de pensamiento está unido al tipo de música que haces? Es cierto que a rasgos generales la industria del pop es más competitiva que la del pop-rock, el rock o incluso el punk, que es música más de “compartir carretera”, y tu disco tiene toques de estos tres estilos.

Walls: no sabría decirte, pero a mí el tema de las competiciones no me van. Solo quiero competir conmigo mismo. Obviamente yo quiero ser el mejor en todo lo que hago, y a todo le dedico todo el esfuerzo posible porque me han enseñado que para hacer algo mal, no lo hagas. Es cuestión de ambición personal; yo no me veo comiéndome la envidia si a un compañero llenando una sala grande. Incluso si una canción que me parece una mierda empieza a triunfar, yo me alegro por ellos, pero no sé, es verdad que el ambiente competitivo es diferente según la industria en la que estés, pero creo que todos tendríamos que ser más sanos, dejarnos hacer lo que queramos y dejar de compararnos, tanto en música como en otros ámbitos de la vida como podrían ser por ejemplo las redes sociales. Mi público es la hostia, pero he visto el público de otros artistas y me parece muy tóxico, pero es lo normal cuando estamos basando todo en las apariencias, en la competitividad y en el postureo de Instagram. Hay que cambiar esto porque a veces se van muchas cosas de las manos.

Elan Cultural: a raíz de lo que pasó en el Benidorm Fest con Luna Ki, muchas personas están criticando en redes sociales que a veces se abusa del autotune. ¿Piensas que es una herramienta extra de la que se está abusando o estás a favor de su uso?

Walls: a mí me parece que se bajó del Benidorm Fest la mejor canción que había, para mí era la mejor candidatura de lejos. Estoy seguro de que si hubiera ganado quedaríamos súper arriba con ella –quiero aprovechar y mandar mucho ánimo para Chanel, que también es la hostia y seguro que lo hace genial-. Creo que al final todo lo que concebíamos antes como instrumento era una cosa que tenías que tocar tú mismo con tus manos y con tu habilidad, y la gente define “autotune” como “corrector de voz”, así que entiendo que no tenga el prestigio que pueden tener otros instrumentos. Yo creo que solo la gente que se molesta a en aprender sobre el autotune es capaz de aceptarlo. Tengo un montón de colegas que se han ido conmigo a un estudio, que se han puesto autotune y que no les ha arreglado la voz. El autotune no es algo que te arregle la voz para que cualquiera pueda ser cantante, es algo que le da textura a la voz. El tema de Luna Ki no sonaría como suena sin el autotune, me gusta que tenga esa intensidad que hace que parezca punk moderno. Estoy a favor del autotune, me parece una herramienta de la hostia si la sabes usar bien.

Elan Cultural: ¿crees que las críticas al autotune tienen que ver con que en España hay mucho purismo y mucho miedo al cambio? 

Walls: España tuvo una época de pop-rock en los ochenta y los noventa que era la leche, pero siento que llevamos unos años un poco estancados. A nivel de industria y de lo que suena en la radio, muchas veces me pregunto por qué colegas míos como Hens, Belén Aguilera o Alba Reche no suenan en la radio si son la hostia, siento que suenan muchos menos grupos chulos de los que podrían sonar pero que siguen poniendo a los mismos cuatro gatos de siempre. Respeto mucho que cada artista haga la música que quiera, pero hay que ser honestos y reconocer que en España tenemos una cultura que no se termina de desarrollar porque no se les da la oportunidad de sonar a artistas increíbles que innovan y que no te hacen lo mismo que el resto. Me parece que hay mucha gente cerrada en banda que es muy purista, incluso sigue estando el discurso del reggaetón que reniega de él. Sigue habiendo mucho discurso de “esta generación está perdida, mira las mierdas que están haciendo, las cosas no son tan buenas como antes” y es que eso lo llevan diciendo desde Sócrates.

Elan Cultural: están surgiendo muchos artistas nuevos que innovan, tú entre ellos. ¿Qué crees que puede aportar tu música a la industria española?

Walls: es verdad que está viniendo una nueva ola de pop un poco diferente y me encantaría que tuviésemos la oportunidad de revolucionar la industria de alguna manera. No tengo la intención de ser la revolución, de sustituir a nadie o de ser El Canto del Loco 2.0, igual que Hens o que otros colegas; simplemente hacemos lo que nos mola de una forma sincera y resulta que hay mucha más gente de la que pensábamos que se siente identificada con nuestras canciones y nuestro sonido. Buscamos reivindicar nuestro sonido, lo que pensamos, lo que sentimos y hacer lo que nos mola, no vamos más allá.

Elan Cultural: ¿qué puedes contarnos de los directos que se vienen?

Walls: tengo un montón de festivales confirmados para este verano y hace poco anuncié dos fechas de “Los niños del parque tour”, aunque faltan muchas más. Iré con la banda a presentar el proyecto y a daros alguna que otra sorpresita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies